AUTOCONOCIMIENTO

una mirada hacia adentro

En esta sociedad repleta de estímulos externos, estamos acostumbrados a mirar hacia afuera... Nos pasamos el día consumiendo y no me refiero a objetos, sino a que ocupamos nuestro tiempo en aspectos "ajenos" a nosotros. Estamos muy poco acostumbrados a estar con nosotros mismos, a mirar hacia adentro.

  • Cuestionarnos: quién soy, qué es importante para mí, qué quiero en mi vida y qué no... 

  • Observarnos: qué me ocurre, por qué en ciertas situaciones tengo esas emociones, por qué no soporto a esa persona, qué sucede dentro mí... 

El verdadero alcance del bienestar y la felicidad reside en uno mismo. Porque no hay mayor sensación de calma que estar en paz con uno mismo, tener claro quiénes somos y a dónde vamos. 

EL SER

Cada uno somos producto de nuestros momentos y circunstancias. A esto se le denomina personalidad; como nos desenvolvemos y actuamos en nuestras vidas. La personalidad es el resultado de nuestros genes, experiencias y aprendizajes. 

Por un lado tenemos, nuestro temperamento, que es la base, lo que hemos heredado de manera genética, y la tendencia a comportarnos que llevamos expresando desde pequeños. Y, por otro, está el ambiente en el que crecemos, las experiencias a las que nos exponemos y los aprendizajes que sacamos de ellas.

FORTALEZAS Y LIMITACIONES

Ser conscientes de nuestras fortalezas y limitaciones nos ayudará en el desarrollo personal. Aliándonos a ellas: agradeciendo nuestras virtudes y acogiendo nuestras limitaciones. Para así buscar maneras de mejorar teniéndose a uno mismo como referencia. 

CONGRUENCIA INTERNA

La Congruencia Interna se da cuando existe relación entre lo que pienso y lo que digo. Y también entre lo que digo y lo que hago. 
Cuando uno no expresa lo que piensa, se debilita... porque no se está permitiendo expresar su ser. 
Te puedes sentir mal contigo mismo cuando uno no haces lo que dices que vas a hacer. Tu autoestima puede disminuir porque crees que no seas capaz de conseguir o hacer aquello que te has propuesto.

VALORES

Los Valores de una persona son los que guían su vida, es como una brújula propia. A veces, por presiones sociales, perdemos el rumbo de lo que realmente queremos en nuestras vidas. Por ello, es muy importante cuestionarnos y tener claro en qué dirección queremos ir en cada una de nuestras áreas de la vida, y cuáles son las más importantes.